La oposición ha identificado 77 centros de votación donde existe riesgo de conflicto para las elecciones del 7 de octubre debido a la presencia en esas áreas de la guerrilla colombiana, paramilitares y grupos oficialistas armados, denunció el martes un alto dirigente opositor.

El coordinador nacional del comando opositor, Leopoldo López, afirmó que se ha identificado "278 centros" de votación donde ocurrieron "conflictos en el pasado", e indicó que el listado de centros fue entregado a las autoridades electorales en prevención de posibles situaciones conflictivas o irregularidades que puedan darse en los próximos comicios.

López dijo que del total de centros donde se han dado conflictos, han detectado que en las zonas aledañas a 77 centros electorales "hay presencia" de las guerrillas colombianas de las FARC y el ELN, el grupo irregular local Frente Bolivariano de Liberación (FBL), paramilitares y los grupos armados oficialistas conocidos como los "colectivos".

"No es secreto para nadie que ésta es la zona de las FARC. No es secreto para nadie que ésta es la zona de FBL. No es secreto para nadie que ésta es la zona del ELN", indicó López, en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros, al señalar en un mapa que los grupos irregulares operan en los estados de Apure, Táchira y Zulia.

El dirigente citó el caso de un centro de 321 electores de la población del Elorza, estado de Apure, donde la totalidad de los sufragios que se dieron en una pasada votación fueron a favor del oficialismo, y dejó entrever que esa votación podría tener relación con la presunta presencia de las FARC en esa zona.

Los grupos irregulares colombianos siempre han manifestado su simpatía con el gobierno del presidente Hugo Chávez.

López expresó que la oposición entregó al Consejo Nacional Electoral un listado preliminar de los centros con riesgo de conflicto, y que solicitó una reunión con las autoridades electorales y militares para plantear los casos.

"No queremos entrar el 7 de octubre en una contienda de choque. Nosotros queremos ganar las elecciones", afirmó el también dirigente del partido Voluntad Popular al insistir en que la oposición buscará una solución institucional al cualquier incidencia que se presente.

Al referirse al enfrentamiento violento del 12 de septiembre entre oficialistas y opositores durante un acto político de Henrique Capriles, candidato presidencial de la coalición opositora, en la localidad costera de Puerto Cabello, López sostuvo que allí hubo "una violencia por parte del gobierno con toda la anuencia de las autoridades".

"Yo creo que el gobierno se está jugando la carta de la violencia. Se está jugando la carta de la guerra sucia, la carta de amedrentamiento porque es una estrategia claramente perdedora", precisó.

Algunos dirigentes oficialistas han acusado a la oposición de haber ocasionado los hechos violentos en Puerto Cabello.

El coordinador nacional del llamado "Comando Venezuela" lamentó que la Organización de Estados Americanos, el Centro Carter y la Unión Europea no enviarán observadores para las elecciones de octubre, pero sostuvo que "si bien eso (la observación internacional) es importante, eso no es lo que va a garantizar que ganemos o perdamos".

La oposición contará con 117.000 testigos y 16.000 personas de apoyo en los 13.810 centros de votación que serán habilitados para las elecciones presidenciales, precisó el dirigente.