Rusia ha pedido a EE.UU. que la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) ponga fin a la labor que realiza en su territorio, informó hoy el Departamento de Estado estadounidense.

La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, indicó en su rueda de prensa diaria que el Gobierno estadounidense recibió una nota diplomática de las autoridades rusas el pasado 12 de septiembre en la que comunicaban su decisión, aunque no especificó la causa.

"Voy a dejar (la explicación) en manos de los rusos", dijo.

Nuland señaló que aunque la agencia de cooperación no tenga presencia física en el país "continuamos comprometidos en apoyar la democracia, los derechos humanos y el desarrollo de una sociedad civil más robusta en Rusia".

Asimismo, destacó la labor de los funcionarios estadounidenses en el país y afirmó que el Gobierno de EE.UU. espera continuar su cooperación con las organizaciones no gubernamentales.

"Estamos muy orgullosos de lo que ha logrado la USAID en Rusia en las últimas dos décadas y vamos a trabajar con nuestro personal y nuestros socios para acabar de manera responsable o realizar una transición de los programas de USAID".

En los últimos 20 años, desde la caída de la Unión Soviética, Estados Unidos ha dedicado 2.700 millones de dólares a programas de ayuda al desarrollo.

Estos programas incluyen, además de actividades para promover la democracia, ayuda para luchar contra enfermedades como el VIH, la tuberculosis; asistencia a huérfanos y discapacitados; combate contra la trata de blancas y apoyo a programas rusos en materia medioambiental.