El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, pidió el martes al mandatario Juan Manuel Santos mantener y profundizar el apoyo que brinda Colombia a su país en materia de seguridad para enfrentar los altos índices de criminalidad.

"Le he pedido al presidente Santos el mantener la relación institucional de colaboración para respaldar el ajuste a la estrategia que en su momento esté haciendo mi gobierno para asegurar la seguridad para el pueblo de México", señaló Peña Nieto al hacer una declaración conjunta con Santos al final de un encuentro en el palacio presidencial en Bogotá.

"Es claro ante todos que la experiencia de Colombia ha sido exitosa, es una experiencia que ha permitido disminuir de manera sensible los índices de criminalidad", añadió el presidente electo mexicano, quien llegó a Colombia la noche del lunes en la segunda escala de una gira a seis países latinoamericanos, la cual realiza previo a su asunción el 1 de diciembre.

Santos resaltó que con Peña Nieto "nos comprometimos a continuar la cooperación en ese frente (de la seguridad y combate al narcotráfico) ... absolutamente necesario e indispensable para ser efectivos".

Peña Nieto cuenta en materia de seguridad con la asesoría externa del general en retiro Oscar Naranjo, quien fue hasta junio pasado director de la Policía Nacional de Colombia.

Peña Nieto ratificó, asimismo, su apoyo a los diálogos de paz que adelanta el gobierno de Santos con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y que comenzarán en octubre en Oslo, Noruega.

"Le he expresado mi más amplio reconocimiento a la iniciativa que ha tomado su gobierno para emprender acciones para la paz para Colombia... yo hago votos porque este acuerdo y estas pláticas permitan realmente lograr la paz en Colombia que, sin duda, es para México un tema de la mayor relevancia", indicó.

Santos y Peña Nieto no respondieron a preguntas de la prensa.

Ambos líderes señalaron que también procurarán equilibrar la balanza comercial de los dos países, deficitaria para Colombia, y fortalecer la llamada Alianza Pacífico, que integran sus dos naciones junto con Chile y Perú, en un acuerdo formalizado en junio en territorio chileno.

El objetivo de fortalecer esa alianza no sólo es para que crezca el comercio entre los cuatro países, sino que eventualmente haya libre tránsito de personas, señalaron.

Santos dijo que la balanza comercial colombo-mexicana, que actualmente favorece a la nación norteña, tiene posibilidades de expansión.

Según los datos más recientes del Ministerio de Comercio Exterior colombiano, las exportaciones colombianas a México fueron de unos 704,9 millones de dólares en el 2001, mientras que las importaciones hechas desde territorio mexicano en ese mismo año alcanzaron 6.059 millones de dólares.

Analistas colombianos consultados telefónicamente por la AP indicaron que la gira de Peña Nieto por la región y su llegada a Colombia marca una diferencia con su predecesor, Felipe Calderón, quien debido a la lucha contra la violencia del narcotráfico estuvo concentrado en temas de seguridad interna.

Calderón "se concentró exclusivamente en superar la problemática de seguridad interna, lo que lo llevó por supuesto a acercarse mucho más a Estados Unidos... Pero ya que esa relación con el norte está perfectamente consolidada, lo que Peña Nieto hace (con la gira) es enviar un mensaje en el otro polo, en la otra cara de la moneda; es decir, en el sur... ver el hemisferio en su conjunto... y entender que México es la columna vertebral que une los dos grandes polos", planteó Vicente Torrijos, profesor de política en la Universidad del Rosario, en Bogotá.

Por su parte, Iván Garzón, director del programa de ciencias políticas de la Universidad de la Sabana, también en la capital colombiana, destacó que además de ratificar que México quiere una estrecha alianza con Colombia en el tema del combate al narcotráfico, a Colombia la visita le sirve "para consolidar apoyos internacionales frente al proceso de paz con las FARC".

"Ningún apoyo (al proceso de paz) está de más..., pero hay que también ser realistas y estas visitas no dejan de ser gestos diplomáticos simbólicos", expuso Garzón.

Peña Nieto tiene previsto partir esta misma tarde rumbo a Sao Paulo, Brasil, para la tercera escala de su gira, que comenzó en Guatemala y que también lo llevará a Chile, Argentina y Perú.