El primer ministro de Pakistán le dijo el martes a la Corte Suprema que el gobierno cumplirá una orden judicial para reabrir un antiguo caso judicial de corrupción contra el presidente, lo que alivió un conflicto que ha sacudido el sistema político del país y llevó a la destitución del premier anterior.

Es improbable que el presidente Asif Alí Zardari esté en peligro inmediato por el proceso en Suiza, donde se reconoce su inmunidad judicial por ser jefe de Estado.

No obstante, la decisión fue una sorpresa para muchos en Pakistán, dado que el gobierno se había negado durante meses a cumplir con la orden de la corte de escribir una carta a las autoridades suizas para pedirles que reabriesen el caso.

Ambas partes han sido blanco de críticas por concentrarse en el caso en lugar de lidiar con los que se perciben como problemas más graves en el país, como la debilidad de la economía, los persistentes apagones y la violenta insurgencia armada del Talibán.

Faruq Naek, ministro de la Ley, viajó recientemente a Suiza para hablar sobre el caso. Algunos analistas dijeron que el gobierno pudiera haber decidido que el riesgo de que los suizos reabran el proceso es lo suficientemente bajo como para escribir una carta cuidadosamente redactada.

"Mi opinión es que el gobierno nunca habría escrito una carta si no hubiese previsto cualquier riesgo derivado de hacerlo", dijo Rasul Bakhsh Rais, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Lahore. "Ellos parecen estar seguros de que nada le sucederá al presidente, e incluso si existe la más mínima posibilidad de que se reabra el caso, invocarían la inmunidad presidencial".

El premier paquistaní Raja Pervaiz Ashraf dijo que ordenó finalmente que el ministro de Ley le escribiese a Suiza "por el mayor interés del país, del pueblo paquistaní y de la integridad de Pakistán".

"No quiero ser percibido como alguien que está en el lado equivocado de la historia", afirmó Ashraf ante los jueces.

Rais dijo que tanto el gobierno como la Corte Suprema parecían exhaustos por el conflicto sobre el caso y estaban tratando de dejarlo atrás.

"El caso es irrelevante al compararlo con los enormes problemas de ley y orden, energía, gobernanza y la efectividad del sistema judicial en otros casos", dijo el profesor.

El caso está relacionado con millones de dólares en sobornos que Zardari y su difunta esposa, la ex primera ministra Benazir Bhutto, supuestamente recibieron de compañías suizas cuando ella estaba en el poder en la década de 1990.

En otro acontecimiento el martes, una bomba colocada a un costado del camino estalló cuando pasaba un autobús de pasajeros que transportaba a chiíes en el suroeste de Pakistán, lo que provocó la muerte de tres personas y que 10 quedaran heridas, dijo el policía local Buland Khan.

La bomba estaba destinada a peregrinos chiíes — una minoría en el país — que viajaban a Irán.

Nadie se ha adjudicado la responsabilidad del ataque, pero extremistas suníes — que con frecuencia no creen que los chiíes sean verdaderos musulmanes_, han efectuado gran cantidad de ataques de ese tipo en Baluchistán en los últimos años.

____

Los periodistas de The Associated Press Zarar Khan y Sebastian Abbot contribuyeron para este despacho.