Brian Dwyer realmente ama la pizza. Tiene el récord Guinness por la mayor colección de artículos relacionados a la pizza, lleva tatuada en la espalda una caricatura en la que aparece comiendo pizza con la frase "¡Totalmente salsástico!" y es la fuerza detrás de Pizza Brain, que describe como el primer museo de la pizza en el país.

El raro y modesto establecimiento que Dwyer abrió con tres socios en Filadelfia es mitad galería y mitad restaurante. Es el lugar para que la clientela disfrute de una porción o dos de pizza artesanal mientras ve sorprendida fotografías, chucherías y videos relacionados con la pizza.

"Nos pareció que era una idea divertida y comenzamos a hacer algo de investigación", dijo Dwyer. "Y cuando descubrimos que no había un lugar en la Tierra que fuera un monumento físico a la pizza, dijimos 'Esto será genial'''.

Estaba en lo correcto, cientos de personas llegaron el 7 de septiembre a la gran inauguración de Pizza Brain, que ocupa un par de locales en el barrio de Fishtown.

Una pared está cubierta de fotografías relacionadas con la pizza y portadas de revistas y otra tiene decenas de discos de vinilo, como la banda sonora de "Mystic Pizza" y un disco navideño de Domino's Pizza. En el lugar hay diversas vitrinas, incluyendo algunas incrustadas en el piso, con figuritas de personajes famosos con pizzas que van desde Homero Simpson y el Hombre Araña hasta el Demonio de Tasmania y Pillsbury Doughboy. Varias televisiones pequeñas muestran programas relacionados a la pizza mientras que un gran mural de pizza rodea un patio trasero.

Dwyer, de 28 años, comenzó su colección de artículos relacionados con la pizza hace varios años, cuando algunos amigos suyos crearon la exposición de arte "Give Pizza Chance". Tras la exposición siguió coleccionando los artículos y obtuvo el récord mundial por 561 objetos en julio de 2011. Entre su colección destaca una máquina de videojuegos con el juego de las Tortugas Ninja "Pizza Drop" y un cortador de pizza de Star Trek Enterprise.

"Creo que por eso la pizza es tan poderosa, es inherentemente comunal", dijo Dwyer. "La pizza es una de las pocas cosas en las que todos podemos estar de acuerdo".

Pero sólo una fracción de sus objetos está a la vista. Dwyer prefiere la curaduría a la cantidad y planea rotar los objetos en exhibición en Pizza Brain.

"Creo que al final de cuentas es una gran instalación de arte disfrazada de pizzería", dijo Dwyer.

___

Kathy Matheson está en Twitter como www.twitter.com/kmatheson