El ministro japonés de Finanzas, Jun Azumi, afirmó hoy que Japón y China deben cooperar para mantenerse en primera línea de la economía global y advirtió de que las protestas contra intereses nipones no benefician a la segunda economía mundial.

Azumi hizo estas declaraciones en un momento en el que Japón y China, las dos principales economías de Asia, viven su mayor tensión en años a raíz de la disputa territorial en torno a un pequeño archipiélago, conocido como Senkaku por Tokio y Diaoyu por Pekín.

La compra, la semana pasada, del terreno de tres de esas islas por parte del Gobierno japonés provocó las críticas de Pekín y una ola de manifestaciones antiniponas en toda China, que incluyó ataques a propiedades japonesas en ese país.

El titular nipón de Finanzas advirtió, en este sentido, de que las protestas violentas en China "no son aceptables" ni benefician a ese país, informó la agencia Kyodo.

Muchas empresas niponas cerraron ayer sus puertas ante las extendidas protestas contra Japón, exacerbadas por el 81 aniversario del llamado "incidente de Manchuria" de 1931, que desencadenó la invasión del noreste de China por parte del Ejército Imperial japonés.

Hoy, en cambio, muchas de ellas retomaron su actividad en medio de una relativa calma, aunque algunas, como Toyota Motor, decidieron mantener algunas oficinas cerradas como medida de precaución.

Un portavoz de Toyota señaló a Efe que la prioridad es que los empleados "estén seguros", al tiempo que precisó que "todavía es muy pronto" para determinar cuál será el impacto que la ola antinipona en China tendrá en las ventas del grupo en ese país.

También reabrieron hoy la mayor parte de las 60 tiendas de la cadena textil Uniqlo, así como los distribuidores minoristas Lawson y los del consorcio Seven & i Holdings, que ayer cerró casi 200 establecimientos 7-Eleven en Pekín.

Las protestas de ayer se reflejaron en ataques a establecimientos como algunos pertenecientes a la cadena nipona de supermercados Aeon, que según la cadena pública nipona NHK tardarán bastante tiempo en volver a operar con normalidad.