Mineros huelguistas en Sudáfrica firmaron el martes un acuerdo salarial que pone fin a una violenta paralización de labores que se extendió por cinco semanas en la mina de platino de Lonmin PLC y que había alcanzado minas de oro y cromo, en hechos que afectaron al principal sector productivo de la mayor economía de Africa.

El acuerdo para los 28.000 mineros de la empresa pone fin a una huelga que tuvo repercusiones políticas y económicas, pero que no resuelve el desasosiego derivado de la enorme desigualdad en la sociedad sudafricana y del fracaso del gobierno para resolver el desempleo y la pobreza en el país.

La prensa observó cuando firmaron el tratado los representantes de tres sindicatos, de huelguistas sin representación gremial y de la empresa registrada en Londres.

Lonmin aceptó pagar la cantidad bruta de 11.078 rands (1.385 dólares) a los operadores de las perforadoras de roca que exigían un sueldo de 12.500 rands (1.560 dólares).

La huelga dio inicio el 10 de agosto y las actividades podrían reanudarse el jueves. El 16 de agosto, la policía disparó contra huelguistas que se manifestaban, con resultado de 34 muertos y 78 heridos en un despliegue de violencia de Estado que conmocionó a la nación.