La "Operación Martillo", en la que participan militares de Estados Unidos y de Guatemala, confiscó más de media tonelada de cocaína en aguas del Océano Pacífico y capturó a cinco presuntos narcotraficantes, informó hoy una fuente militar.

El portavoz del Ejército guatemalteco, Erick Escobedo, explicó a periodistas que el decomiso se hizo en aguas internacionales del Pacífico y que los cinco detenidos, entre los que se presume que hay 2 ecuatorianos, fueron llevados inmediatamente a EE.UU..

"Se interceptó una embarcación de tipo tiburonera. La embarcación llevaba cinco tripulantes no identificados, posiblemente dos ecuatorianos y 3 guatemaltecos que lanzaban al mar unos bultos", explicó el portavoz castrense, aunque no precisó el día de la incautación.

Escobedo precisó que esos bultos contabilizaron 598,5 kilos de cocaína.

El militar dijo que debido a que el decomiso se hizo a 42 millas náuticas de las costas guatemaltecas, en aguas internacionales, la droga y los detenidos fueron llevados de una vez a Estados Unidos.

El decomiso se hizo como parte de la "Operación Martillo" con el narcotráfico que se inició en agosto pasado en las costas del Pacífico de Guatemala con la participación de más de 400 marines de Estados Unidos y militares guatemaltecos.

Los operativos conjuntos por aire, mar y tierra es una iniciativa de varios países, incluida España, Holanda, República Dominicana, Colombia, Canadá y el Reino Unido, que dan cooperación directamente a Estados Unidos, que es el que encabeza la estrategia de combate frontal al narcotráfico.

La "Operación Martillo" en las costas de Centro y Suramérica se inició en enero pasado en el Atlántico de Honduras y de allí se trasladó a Guatemala.

Por su posición geográfica, Guatemala es utilizada como puente por los carteles del narcotráfico que transportan la droga desde Suramérica hasta el mercado de Estados Unidos, que es el principal consumidor, según reconocen las autoridades.

En lo que va de 2012, los agentes antinarcóticos guatemaltecos han confiscado en este país más de tres toneladas de cocaína.