La Unasur evalúa enviar una misión de observadores a los comicios presidenciales previstos para abril de 2013 en Paraguay, dijo hoy el peruano Salomón Lerner, quien encabeza el grupo de alto nivel que sigue la crisis generada por la destitución en junio pasado de Fernando Lugo de la Presidencia paraguaya.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), de la que fue suspendido Paraguay a raíz de la destitución de Lugo, "no se ha marginado ni ha decidido abstenerse de participar en el proceso de observación", afirmó Lerner a la agencia estatal peruana Andina.

De esta forma, el presidente del grupo de alto nivel de la Unasur sobre el caso paraguayo se refirió a informes periodísticos que señalaban que el bloque iba a declinar acompañar los comicios en ese país, versiones que, aseguró, "no eran exactas".

También indicó que el bloque suramericano se encuentra "muy comprometido" con la normalización del orden democrático en Paraguay, que se rompió con la destitución de Fernando Lugo de la Presidencia en junio pasado.

En un juicio político que duró menos de 24 horas, el Congreso de Paraguay destituyó a Lugo por la muerte de 17 campesinos y policías en un desalojo y reconoció como su sucesor a Federico Franco, hasta entonces vicepresidente de la República.

Lerner además desmintió el supuesto rechazo de las embajadas de los países integrantes de la Unasur en Asunción de recibir la invitación del Tribunal Supremo Electoral paraguayo para que puedan participar en el proceso.

El grupo de alto nivel que encabeza el peruano "sigue con el mayor interés y atención la situación política de ese país", no ha variado la medida de suspensión de Paraguay del bloque y se encuentra trabajando en un informe actualizado.

Además de Paraguay, la Unasur está conformada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.