Los bancos, cajas de ahorro, cooperativas y establecimientos financieros de crédito que operan en España registraron en julio una morosidad del 9,86 %, un cifra récord tras alcanzar en junio el 9,42 por ciento, según datos publicados hoy por el Banco de España.

Los créditos impagados en el sistema financiero español se acercaron a los 170.000 millones de euros en julio, por encima de los 168.370 millones del mes anterior.

En un año, el índice de morosidad de la banca española creció casi 3 puntos porcentuales, ya que en julio de 2011 fue del 6,93 %.