El Ministerio Público del estado de Sao Paulo investiga si los recurrentes incendios ocurridos en las favelas de la capital regional son intencionados, informaron hoy fuentes oficiales.

El fiscal del área de vivienda y urbanismo del Ministerio Público, José Carlos Freitas, afirmó que los incendios, 33 en lo que va de año, se han dado "de forma general" en barrios miserables ubicados en zonas donde existe "fuerte interés del mercado inmobiliario".

Freitas explicó a la Agencia Brasil (oficial) que las favelas afectadas están en áreas donde hay proyectos de construcción de edificios comerciales, viviendas y obras públicas, lo que influye en la revalorización del terreno.

Sao Paulo atraviesa una sequía prolongada en los últimos meses, un factor que ha contribuido a la propagación de los incendios en las favelas de la mayor ciudad de Brasil.

No obstante, los incendios "no han ocurrido con esa frecuencia" en favelas ubicadas en "regiones más distantes" y con un menor valor inmobiliario, en palabras del fiscal.

El incendio más reciente se produjo este lunes en la favela Moinho, ubicada en el centro de Sao Paulo, donde el fuego destruyó 80 viviendas dejando a 300 personas sin hogar y causó la muerte de un hombre de 38 años, identificado como Damião de Melo.

Los incendios en las favelas han causado pocas víctimas mortales, pero sí han destruido numerosas viviendas, ya que el fuego se propaga rápidamente por las calles estrechas de estas barriadas, donde suele acumularse basura y escombros.