La aerolínea colombiana Avianca es una de las tres empresas que han expresado su interés en comprar la portuguesa TAP, según informa hoy la prensa lusa.

La venta de TAP se enmarca en el proceso de privatización que el Gobierno portugués prevé cerrar antes de que acabe el año.

Los principales diarios económicos portugueses apuntan en sus ediciones web que además de Avianca, también han presentado una oferta por TAP la compañía Ethiad (Abu Dhabi) y una firma asiática.

Según estas informaciones, quedan fuera compañías aéreas como IAG (resultante de la fusión entre British Airways y la española Iberia) o la alemana Lufthansa, sobre las que se había especulado que tenían interés en adquirir su competidora portuguesa.

TAP es una de las firmas incluidas en el programa de privatizaciones del Gobierno luso con el propósito de reducir los gastos del Estado y mejorar sus ingresos, y figura también en el acuerdo alcanzado por Portugal con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional a cambio de su rescate financiero.

Las ventas de la aerolínea lusa y la gestora de aeropuertos ANA se espera que reporten entre ambas unos ingresos de 1.500 millones de euros a las arcas públicas lusas.

El grupo TAP acabó el primer semestre de 2012 con unas pérdidas de 140 millones de euros, muy similares a las registradas durante el mismo período del año anterior.

Parpública, la entidad a través de la que el Estado participa en la compañía, subrayó en su último informe semestral que la situación de la aerolínea es "crítica", debido a un déficit patrimonial que alcanza ya los 500 millones de euros.

La aerolínea nació en la década de los años 40, fue privatizada y posteriormente nacionalizada en 1975, con la llegada de la democracia, y actualmente dispone de una flota de 55 aviones, transporta al año a cerca de 10 millones de pasajeros y cuenta con más de 7.500 empleados.