El campo corto cubano Yunel Escobar, de los Azulejos de Toronto, se encuentra envuelto en la polémica y bajo investigación de las Grandes Ligas después que apareció en el diamante con una frase homofóbica escrita en español bajos sus ojos.

Escobar salió con la palabra pintada de "maricón", ofensiva para los homosexuales, durante el partido que los Azulejos disputaron el pasado sábado ante los Medias Rojas de Boston.

Varias fotos publicadas en la Internet muestran a Escobar con el mensaje en la mancha negra, una especie de protector que los jugadores usan bajos sus ojos para reducir el resplandor del sol.

No dio la impresión que el mensaje iba dirigido a una persona en particular y mucho menos contra la comunidad homosexual.

Sin embargo, el portavoz de Grandes Ligas Pat Courtney confirmó que la oficina del comisionado investiga las versiones, que el lunes provocaron revuelo en Twitter y blogs.

Por su parte, los Azulejos a través de un comunicado de prensa ofrecido la pasada noche por el equipo confirman que el asunto ha sido tomado muy en serio por la organización.

"El club se toma con seriedad este asunto y lo está investigando", señala el comunicado de los Azulejos, que también confirman una rueda de prensa para hoy, martes, en el Yankee Stadium de Nueva York, donde juega el equipo para clarificar todo el asunto.

En la misma se espera que participen el gerente general de los Azulejos, Alex Anthopoulos, el manejador John Farrell, el propio Escobar y el entrenador Luis Rivera.

Los Azulejos, que comienzan hoy, martes, una serie de tres partidos contra los Yanquis, reiteraron en el comunicado que "no toleran discriminación de ningún tipo o avalan el mensaje mostrado por Yunel Escobar durante el juego del sábado".

Varias fotografías divulgadas en las redes sociales, incluyendo una tomada por Getty Images durante el partido del sábado contra los Medias Rojas de Boston , muestra la frase "tú eres maricón", debajo de los ojos de Escobar.

En lenguaje callejero latinoamericano la expresión es una burla fuerte, aunque no necesariamente alude la preferencia sexual de la víctima, pero en Estados Unidos tiene otras connotaciones.

Escobar, de 29 años, ha jugado con Toronto desde el 2010, cuando llegó a mediados de temporada procedente de los Bravos de Atlanta.

El pelotero originario de la Habana batea para .251 con 9 jonrones y 49 impulsadas en el primer año de un contrato de dos temporadas y 10 millones de dólares que tiene firmado con los Azulejos.