Inter, Liverpool, Nápoles, Athletic o Marsella desafían la condición de campeón de la Liga Europa del Atlético de Madrid y a su goleador, el colombiano Radamel Falcao, en la nueva edición del torneo, con los bilbaínos, subcampeones el curso pasado, con altas aspiraciones y con el debut del Levante.

PSV Eindhoven, Olympique de Lyon, Anzhi -capitaneado por el camerunés Samuel Eto'o-, Tottenham, Lazio o Bayer Leverkusen también lucen en el comienzo de la fase de grupos del próximo jueves, con doce cuartetos en competición, de los que los dos primeros de cada uno de ellos accederán a la siguiente ronda: dieciseisavos de final.

Todos contra el Atlético. El conjunto rojiblanco se ha ganado el papel de favorito en un torneo que le ha devuelto la gloria en el continente. Así lo demuestran los títulos logrados en 2010, en Hamburgo contra el Fulham (1-2), y en 2012, en Bucarest frente al Athletic (3-0), a los que ha unido sendas Supercopas.

No pierde en Europa desde el 20 de octubre de 2011, cuando cayó en la fase de grupos de la Liga Europa ante el Udinese, en el estadio Friuli de la ciudad italiana (2-0), y desde entonces encadena trece triunfos consecutivos, los dos más recientes con trofeo: el citado 3-0 al Athletic y el 1-4 al Chelsea en Mónaco.

Y tiene a Falcao. El '9' es el hombre récord de la Liga Europa. Ha ganado el título y ha sido el máximo goleador de la competición en sus dos participaciones; nadie ha conseguido más tantos que él en una misma edición, con 17 en 2010-11 con el Oporto, y está a sólo dos tantos de ser el mejor artillero de la historia del torneo.

Es la distancia que le separa del sueco Henrik Larsson -31 dianas en 45 encuentros-. El ariete colombiano ha logrado 29 tantos en 29 partidos en la fase final de la Liga Europa. Sumó uno más en la eliminatoria previa con el Oporto en el curso 2010-11, pero no cuenta en las estadísticas oficiales del torneo de la UEFA.

El reto del Atlético y de Falcao es un nuevo título. También quiere el trofeo el Athletic, subcampeón la pasada edición, en la que fue doblegado en la final por el conjunto madrileño, y que pretende más este curso, con la necesidad de dejar atrás la salida de Javi Martínez al Bayern Múnich y centrarse en la competición.

Por ese mismo objetivo pelean una larga nómina de ilustres clubes del continente, campeones de la Copa de Europa como el Inter de Milán, el Liverpool, el Marsella, el PSV Eindhoven o el Steaua Bucarest, equipos con un pasado grande y un presente prometedor como el Nápoles o el Lazio, habituales de la Liga de Campeones como el Lyon o bloques competitivos como Leverkusen, Anzhi o Tottenham.

En la fase de grupos de la Liga Europa se estrena el Levante. El conjunto valenciano, que superó en la última ronda previa al Motherwell escocés, asume sin nada que perder su primera presencia en torneos continentales. De principio, parte con opciones en su grupo, formado por Hannover 96, Twente y Helsingborgs.