Una ola de incendios avivada por la sequía en Ecuador ha consumido casi 14.000 hectáreas de pastizales, según informó hoy la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), que indicó que el país andino recibirá ayuda de Costa Rica, Brasil y Colombia para combatir las llamas.

Hasta ahora se han destruido 13.878 hectáreas de pastizales y 142 hectáreas de sembríos, mientras que hay otras 30 hectáreas de cultivos afectadas, aunque no perdidas, dijo a Efe una fuente de la SNGR que pidió no ser identificada.

El portavoz precisó que la ayuda internacional para combatir el fuego está en camino.

"Hay gente de Costa Rica, Brasil y Colombia. Van a ayudar con equipos, Colombia con un helicóptero más, creo que Brasil con un avión cisterna", afirmó el funcionario, quien dijo no conocer más detalles sobre la asistencia.

Colombia ha proporcionado ya un helicóptero con dispositivos para lanzar agua y materiales contra incendios desde el aire.

El sábado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que hasta entonces los cerca de 2.500 incendios registrados en el país habían consumido 9.673 hectáreas.

El pasado jueves, las autoridades ecuatorianas declararon la alerta naranja en ocho de las 24 provincias del país por el fuego, la mayoría de ellas en la sierra andina.

Sólo en el distrito metropolitano de Quito unos 1.000 efectivos de los cuerpos de bomberos, las Fuerzas Armadas y la Policía, entre otras instituciones, han tenido que redoblar los esfuerzos para hacer frente a los incendios, que han afectado los valles aledaños a la ciudad y focos en el interior de la urbe.

El alcalde, Augusto Barrera, dijo hoy en un comunicado que desde el 1 de junio al día de hoy, la ciudad ha sufrido más de 2.400 incendios, que han devastado más de 2.300 hectáreas.

Barrera aseveró que la declaración de emergencia en la ciudad se mantendrá hasta que no cambien las circunstancias actuales.