La estadounidense General Electric (GE) anunció hoy la firma de un contrato con la estatal brasileña Petrobras para la venta de equipamiento de perforación de pozos petroleros por 2.280 millones de reales (unos 1.128 millones de dólares).

El acuerdo fue firmado en la feria Río Oil & Gas, el mayor evento del sector que se celebra en Río de Janeiro, y contempla la venta de 380 cabezales de pozos y herramientas de instalación necesarias para la exploración de crudo.

Más del 75 por ciento de las piezas van a ser producidas por GE Oil & Gas, la división petrolera de la multinacional estadounidense, en su fábrica de la ciudad de Jandira, en el estado brasileño de Sao Paulo.

Los cabezales de pozo son las piezas que se sitúan en las partes interna y externa de los pozos petrolíferos que sirven para controlar la presión del crudo, según la nota.

GE aseguró en la nota que este es el mayor contrato firmado para el suministro de cabezales de pozo en todo el mundo, lo que se enmarca en los planes de Petrobras de explotar las enormes reservas de crudo descubiertas en los últimos años frente a las costas del sureste de Brasil.