La compañía de mensajería FedEx logró un beneficio neto de 459 millones de dólares en el primer trimestre de su año fiscal 2013, un 1 % menos que en el mismo período del año anterior, según anunció en un comunicado.

La empresa atribuyó la ralentización de sus resultados al empeoramiento de la economía mundial y recortó sus previsiones de beneficios para los próximos trimestres y para el final de su año fiscal, que concluye el 31 de mayo próximo.

FedEx, la segunda mayor empresa del sector, logró unos ingresos de 10.790 millones de dólares (un 3 % más), mientras que los beneficios operativos fueron de 742 millones (un 1 % más).

Sin embargo, el margen operativo fue del 6,9 %, frente al 7 % del primer trimestre de su año fiscal 2012.

El beneficio neto por acción fue de 1,45 dólares por acción, frente a los 1,46 del trimestre que concluyó el 31 de agosto de 2011.

El presidente de la empresa, Frederick Smith, avanzó que habrá "reducciones de costes y ajustes en nuestras redes" para adaptarlos a los volúmenes de transporte previstos.

Media hora después del inicio de la sesión en la Bolsa de Nueva York, las acciones de FedEx perdían un 1,86 %.