El alto desempleo es uno de los principales problemas económicos del mundo actual. Sin embargo hay un tema que preocupa aún más en el mundo empresarial: que los trabajadores no tienen el entrenamiento que requieren las empresas.

De acuerdo con una encuesta de este año de ManpowerGroup, firma global especializada en recursos humanos, cerca del 34% de empresas consultadas en todo el mundo dicen no encontrar el talento que requieren.

Y el problema está en aumento: en la encuesta de 2010, el porcentaje de empresas que mencionó este problema era del 31%.

Para ManpowerGroup esta "brecha de talento" puede ser más aguda en países en desarrollo como India y Brasil. En estos países el porcentaje de empresas que se quejó de la falta de trabajadores capacitados fue de 48% y 71% respectivamente.

La explicación de esta brecha de talento es de orden estructural, que responde a la forma como se está educando a las nuevas generaciones.

Según Jorge Pérez, vicepresidente senior para Norteamérica de ManpowerGroup, no hay suficiente oferta de profesionales técnicos, algo que es especialmente agudo en países de América Latina como Brasil. "Los países pasaron de tener muy poca gente educada a un exceso de licenciados", dice Pérez.

Según la encuesta, el 33% de las empresas no encuentra candidatos con el entrenamiento adecuado y para el 24% de las empresas consultadas, los candidatos disponibles no tienen la experiencia.

Esta brecha de talento lleva a otra tendencia en el mundo laboral de los próximos años, de acuerdo con el informe de ManpowerGroup: la del trabajo flexible y a distancia. Según las empresas consultadas, en los próximos cinco años el 58% de las empresas contratará más empleados temporales y contratistas. Y cada vez será más frecuente trabajar desde casa. La encuesta dijo que el 25% de las empresas aumentará esta modalidad de trabajo.

El 21,5% de las empresas consultadas, por otro lado, pronosticó un incremento en la subcontratación (outsourcing).

"Las empresas buscan cada vez más flexibilidad para contratar porque, por ejemplo, el ciclo de un producto desde su diseño y producción hasta su salida al mercado es cada vez más corto", dice Pérez.

Esto indica que las empresas tienen que recortar o aumentar sus plantillas laborales también en ciclos más cortos.