El presidente del Bundesbank (banco central de Alemania), Jens Weidmann, ha solicitado un debate público sobre la política monetaria adecuada para afrontar la crisis de endeudamiento soberano.

Weidmann dijo que es importante que "los banqueros centrales, que administran un bien público, justifiquen también públicamente el dinero estable".

"La mejor protección contra las tentaciones en la política monetaria es una sociedad ilustrada y orientada a la estabilidad", apostilló Weidmann en su intervención en un coloquio titulado "Papel moneda, la financiación estatal y la inflación. ¿Encontró Goethe el principal problema de la política monetaria" organizado en Fráncfort con motivo de la celebración del Festival de Goethe de 2012.

El autor de "Fausto" fue además de escritor y científico, ministro de Finanzas del antiguo ducado de Sachsen-Weimar-Eisenach, pequeño estado que estaba fuertemente endeudado y cuyo duque por aquel entonces Carl August coqueteó con la idea de introducir papel moneda algo que no gustó a Goethe, quien advirtió del peligro de inflación.

Weidmann ha sido el único miembro del consejo de gobierno del BCE que se ha opuesto al nuevo programa de compra de deuda soberana de los países que se encuentra bajo la presión de los especuladores, como España e Italia, que anunció el presidente de la entidad monetaria europea, Mario Draghi, a comienzos de este mes.

El presidente del Bundesbank argumenta que la compra de deuda soberana se acerca mucho a la financiación estatal y puede generar inflación.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, ha apoyado la actuación del BCE y ha criticado a Weidmann en una entrevista con la edición dominical "Frankfurter Allgemeinen Sonntagszeitung".

Schäuble cuestionó que la discusión pública de este debate vaya a fortalecer la confianza en el banco central.

"Con el acceso estatal al banco central en relación con grandes necesidades financieras estatales, se ha aumentado demasiado la masa monetaria con frecuencia. El resultado ha sido la devaluación monetaria por la inflación", dijo Weidmann.