El ministro uruguayo de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, instó hoy a la Unión Europea y a los países de Mercosur a esforzarse más para avanzar en las negociaciones de un acuerdo de asociación, que suman escasos progresos en el plano comercial en los últimos meses.

"Se necesitan más esfuerzos de ambas partes", indicó el ministro a la prensa en Bruselas, tras participar en un foro con empresarios belgas.

Kreimerman recordó que por el momento no se ha producido un intercambio formal de ofertas de acceso a mercados, aunque a su juicio sí se han registrado entre las partes "intercambios que permiten augurar que en las próximas rondas habrá un sentido positivo".

El ministro uruguayo encabeza una misión de empresarios de su país en la capital belga, donde tiene previsto reunirse con el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Industria, Antonio Tajani.

"Casi todo el mundo ha adoptado un poco unas medidas más proteccionistas que antes. Creemos que debemos tratar de desarrollar el mayor comercio posible", admitió el ministro al ser preguntado por las dificultades que afronta la negociación.

"El comercio tiene sus vaivenes y a veces se abre y a veces se cierra", continuó.

Kreimerman señaló que "un comercio donde todas las partes ganen debería llevar a una mayor industrialización de nuestros pueblos".

Confirmó también que la UE y el Mercosur han planteado de manera informal algunas ofertas agrícolas e industriales, y que han identificado dificultades en los capítulos de propiedad intelectual e indicaciones de origen.

Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, y cuenta como países asociados a Bolivia, Chile, Colombia, Perú, y Ecuador.

En cualquier caso, Kreimerman aseguró que mantiene "mucha esperanza" en que en 2013 se pueda avanzar en las negociaciones a pesar de que, por el momento, no hay una fecha confirmada para celebrar una nueva ronda de conversaciones.

"Yo soy optimista y, a pesar de los largos 18 años que lleva la negociación, creo que vamos a avanzar, porque las ofertas están bastante cercanas y falta ahora eliminar alguna barrera que parece muy fuerte, pero creo que lo vamos a lograr", concluyó.

Kreimerman afirmó que Uruguay trata de "negociar para que el comercio sea lo más justo posible entre los países, y para desarrollar nuestro potencial", así como para "diversificar los mercados".

Preguntado por las relaciones con Argentina dentro del Mercosur, Kreimerman afirmó que marchan "bien", aunque admitió que Uruguay no tiene con ese país el "avance de integración" que experimenta con Brasil.

Por lo que respecta a Paraguay, suspendido del Mercosur desde el pasado 29 de junio por su crisis política, Kreimerman se mostró confiado en que su estado sea "transicional" y que ese país "nuevamente vuelva al Mercosur".

"Esperamos que esto se dé en la medida en que se avance en el proceso democrático paraguayo", apuntó.

En cuando a la entrada oficializada el pasado 31 de julio de Venezuela en el Mercosur, el ministro uruguayo aseguró que ese país ha "alargado" el bloque y lo ha complementado.

"Evidentemente hay unos temas comerciales entre los países que pensamos que tienen que ser superados, el polo energético y el alimenticio deben complementar un polo industrial", señaló.