El canciller chileno, Alfredo Moreno, dijo hoy que durante la fase oral del litigio marítimo con Perú, que empezará en diciembre, se utilizará un lenguaje jurídico, más abierto y duro, que puede sorprender a los ciudadanos.

"En los tribunales la manera es una cosa más abierta, más dura y ese lenguaje va a sorprender un poco al principio, por eso hemos querido que la gente lo sepa, y que no es que la relación entre los dos países haya cambiado, sino que esa es la manera en la cual se llevan las cosas en los tribunales", dijo Moreno al canal CNN Chile.

El ministro de Relaciones Exteriores explicó que en la fase de los alegatos orales, que se realizará en la Corte Internacional de Justicia de La Haya entre el 3 y el 14 de diciembre, las dos partes emplearán un "lenguaje jurídico" con "un tono diferente al diplomático".

Perú basa su demanda en el argumento de que el límite marítimo no está fijado, y pide establecerlo en una línea equidistante a las costas de ambos países, con lo que ganaría unos 35.000 kilómetros cuadrados de mar sobre los que actualmente Chile ejerce soberanía.

Chile refuta esa tesis sobre la base de dos acuerdos firmados en 1952 y 1954 que indican que el límite marítimo está delimitado en el paralelo, mientras que Lima considera que esos documentos, suscritos también por Ecuador, son solo convenios pesqueros.

Moreno aseguró que la relación entre Chile y Perú está "en su mejor momento" y agregó que se "ha preparado a la gente de la mejor forma posible" para que el proceso no afecte el buen entendimiento entre los dos países vecinos, especialmente cuando se emita el fallo, durante el primer semestre de 2013.

"Va a ser un momento más difícil porque naturalmente un país va a perder algo o va a sentir que sus argumentos no han sido tomados en su justa dimensión, y vamos a poner todo para que la gente ponga todo en su justa perspectiva", dijo el canciller.