El Capitán América tiene un nuevo trabajo con mayores ventajas, una oficina espaciosa y un título por el que otros pagarían millones de dólares: Sr. Presidente.

Uno de los héroes más populares de Marvel Entertainment desde que le pegó un puñetazo a Adolfo Hitler en la mandíbula en 1941, el centinela de la libertad cambiará su apartamento de Nueva York por la Casa Blanca en las páginas de "The Ultimates" de Marvel Comics, una serie ubicada en un universo en el que Estados Unidos ha sido destrozada por el sectarismo, una histeria descontrolada contra mutantes y una secesión total.

Un soldado de profesión para quien el deber está por encima de los partidos políticos, Steve Rogers es visto como la última esperanza para el país y gana las elecciones como un candidato anotado en la edición No. 15 de la publicación, a la venta el miércoles, dijo Sam Humphries, escritor del argumento.

Humphries calificó la elección como el próximo paso en el papel del personaje como "defensor de Estados Unidos", un trabajo que ha tenido desde que combatió como soldado en la Segunda Guerra Mundial.

"El Capitán está respondiendo al llamado del pueblo. Esta no es la primera vez que se levanta por un país en crisis. Esta es la evolución de su papel como el defensor de Estados Unidos, de soldado a superhéroe a presidente", dijo Humphries. "Él no pidió esta posición, pero si lo ayuda a reunir a Estados Unidos, la tomará".

Humphries recalcó que el Capitán América no pertenece a ningún partido político y que aunque no buscó su nuevo cargo lo hará por el bien de los demás.

"Esto resultará en una presidencia única y emocionante jamás vista ni en la historia ni en ficción", aseguró.

Rogers jurará al cargo en la edición No. 16, a la venta en octubre.

___

Matt Moore está en Twitter como www.twitter.com/mattmooreap