Al menos tres personas murieron hoy y seis resultaron heridas por la explosión de una bomba junto a un autobús en el que viajaban fieles de la corriente islámica chií en el suroeste de Pakistán, informó a Efe una fuente policial.

El atentado ocurrió en torno a las 17.30, hora local (12.30 GMT), en el distrito de Mastung de la provincia paquistaní de Baluchistán.

"La bomba estaba colocada en un camión en una zona situada a unos 30 kilómetros de Quetta (capital regional). Tres personas han muerto y seis o siete se encuentran heridas", explicó a Efe por teléfono Abdul Fatah, un oficial de la policía en Mastung.

"Las víctimas son peregrinos chiíes", aseguró la fuente.

Según los medios paquistaníes, el autobús procedía de la ciudad paquistaní de Taftán, fronteriza con Irán, y en él viajaban entre 30 y 40 personas.

La comunidad chií es mayoritaria en Irán pero minoritaria en Pakistán, donde representa en torno al 20 % de los fieles musulmanes del país.

Los chiíes son objeto de frecuentes ataques en territorio paquistaní a cargo de grupos extremistas suníes de corte sectario.