Un atacante suicida arremetió el martes con un coche bomba contra un minibús que transportaba trabajadores extranjeros de aviación hacia el aeropuerto de la capital afgana, lo que provocó la muerte de 12 personas, entre ellas ocho sudafricanos.

Un grupo extremista dijo que la agresión fue en venganza por una película antiislámica hecha en California que ridiculiza al profeta Mahoma.

La poderosa explosión en la madrugada fue la primera en Kabul desde que un extracto de la película fue difundido en la internet la semana pasada, lo cual desató indignadas protestas en el mundo musulmán, incluido Afganistán. También fue el segundo ataque — y el más letal — que milicianos afganos han dicho efectuaron como venganza en respuesta al video.

Harun Zarghun, portavoz del grupo extremista islámico Hizb-i-Islami, atribuyó la explosión a la milicia en una llamada telefónica a The Associated Press. Dijo que una mujer de 22 años llamada Fátima realizó el ataque. Los atentados suicidas efectuados por mujeres son extremadamente inusuales en Afganistán y prácticamente ninguna conduce vehículos.

"La película contra el islam lastimó nuestros sentimientos religiosos y no podemos tolerarlo", afirmó Zarghun. "Había varios hombres jóvenes que querían vengarse, pero Fátima también se ofreció como voluntaria y queríamos darle una oportunidad a una chica para que realizara el ataque con el fin de decirle al mundo que no podemos ignorar ninguna agresión contra el islam".

Zarghun advirtió de más ataques contra extranjeros que trabajen para la OTAN y dijo que Hizb-i-Islami ha estado buscando blancos desde que se difundió el video. El atentado representa un preocupante aumento de la violencia en la capital, donde la mayoría de los ataques suelen ser adjudicados a la red Haqqani, un grupo extremista con sede en Pakistán afiliado con el Talibán y con al-Qaida.

"Tropas extranjeras combaten a afganos y se asigna a civiles extranjeros con el fin de que espíen para ellos. Todos son enemigos nuestros y serán nuestros blancos", advirtió Zarghun a The Associated Press desde una ubicación desconocida.

El presidente Hamid Karzai condenó el ataque, del que dijo provocó la muerte de ocho sudafricanos, un kirguís y tres afganos. Algunos de los muertos laboraban para una empresa de aviación sudafricana llamada ACS/BalmOral, que dijo en un comunicado que le están notificando a las familias de los muertos.

Sediq Sediqqi, portavoz del Ministerio del Interior afgano, dijo que 11 civiles afganos quedaron heridos. dijo también que se están realizando pruebas para determinar si el atacante suicida era una mujer.

El general Mohamad Ayub Salangi, jefe de la Policía de Kabul, dijo que el ataque ocurrió cerca de una avenida al noroeste del centro de la ciudad, cerca del Aeropuerto Internacional de Kabul. La explosión fue tan fuerte que desplazó el minibús al menos 50 metros (54 yardas).

Un testigo del ataque dijo que estaba esperando en una parada de autobús cuando vio un pequeño sedán blanco arremeter contra el minibús.

"La explosión fue tan fuerte y estruendosa que no pude oír nada por 10 minutos", dijo Abdulá Shah, un maestro. "Era temprano y no había mucho tráfico, de lo contrario habría habido mucho más muertos".

____

Los periodistas de The Associated Press Kathy Gannon en Islamabad y Rahim Faiez y Heidi Vogt en Kabul contribuyeron con este despacho.