La diputada brasileña Perpetua Almeida, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, manifestó hoy su "preocupación" ante la posibilidad de que EE.UU. amplíe sus sanciones a empresas que negocian con países como Cuba o Irán.

Almeida dijo que la ampliación de esas sanciones a empresas de otros países tramita en el Senado estadounidense y que, en caso de ser aprobada, afectaría a compañías brasileñas, sobre todo del área de defensa, como Embraer, que verían limitados sus horizontes de negocios.

En una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, explicó que se trata de una enmienda que impediría al Departamento de Defensa de Estados Unidos negociar con empresas extranjeras que mantengan negocios con naciones como Irán o Cuba, entre otras a las que el Gobierno estadounidense ha aplicado sanciones.

La diputada indicó que, en el caso de Embraer, esa empresa tiene importantes negocios con Estados Unidos en el área de defensa y además mantiene en Melbourne (Florida, sudeste) una planta de montaje de sus aviones "Phenom 100", inaugurada el año pasado.

En un documento aprobado por la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados en agosto pasado, ese grupo parlamentario indicó que "toda medida que pueda limitar la actuación de las empresas brasileñas" iría en contra del proceso de acercamiento comercial entre ambos países.

Según Almeida, "parece un contrasentido" que Estados Unidos, que participa con la empresa Boeing en una licitación para la venta de 36 cazas a la Fuerza Aérea Brasileña, "imponga condiciones" a las operaciones de las compañías de este país en el resto del mundo.

Almeida dijo que la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja se propone formar un grupo de parlamentarios para que viaje a Estados Unidos y plantee sus preocupaciones a los miembros del Senado de ese país.

Indicó, no obstante, que el viaje no sería realizado antes de las elecciones presidenciales y parlamentarias en ese país, que serán celebradas el próximo 6 de noviembre.