Pakistán realizó hoy "con éxito" una prueba del misil de crucero Babur, un arma de construcción propia de 700 kilómetros de alcance y con capacidad para portar ojivas nucleares, informó el Ejército en un comunicado.

El misil, también conocido como Hatf-VII, incorpora sistemas electrónicos que le permiten volar a baja altura y es capaz de evitar la detección por radar.

De acuerdo con las Fuerzas Armadas, el ensayo de hoy se hizo con un sistema totalmente automatizado que permite el seguimiento de la trayectoria del misil en tiempo real, y la prueba "fortalece la capacidad de disuasión y la seguridad nacional de Pakistán".

El proyectil ha sido probado desde un vehículo lanzadera que permite albergar varios misiles a la vez, lo cual "amplía significativamente las opciones de despliegue y los objetivos" de esta arma, según la nota.

El ensayo con el Babur, que ya fue objeto de una prueba similar hace poco menos de un año, fue presenciado por diversos mandos militares y responsables del programa nuclear paquistaní.

Este tipo de ensayos son frecuentes tanto en Pakistán como en su vecina, la India, también potencia nuclear y con la que ha disputado cuatro guerras desde la fundación de ambos Estados en 1947.