El aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles representa una "grave amenaza" para la salud y el desarrollo de las Américas, pese a los avances significativos en salud pública logrados durante la última década, advirtió el lunes la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La directora saliente de la organización, Mirta Roses, presentó un informe quinquenal sobre la salud en los 48 países y territorios del continente al inaugurar la 28 Conferencia Sanitaria Panamericana, que convocará a los ministros de Sanidad de las Américas entre el 17 y 21 de septiembre en Washington.

Las enfermedades crónicas no transmisibles representan "dificultades enormes para los sistemas de salud, pero es posible prevenirlas modificando los factores de riesgo como el consumo de tabaco y alcohol y erradicando dietas deficientes y el sedentarismo, que exigen cambios (en el) comportamiento y un involucramiento de todos los niveles de gobierno y de la sociedad", dijo Roses al abrir la conferencia.

Otras tendencias que representarán retos para la salud pública son el envejecimiento de la población americana — el número de personas mayores de 60 años aumentó de 92 a casi 120 millones entre el 2000 y el 2009 — y las disparidades significativas en beneficios de salud no solo entre países sino también entre regiones de un mismo país, cuya erradicación "sigue siendo uno de los grandes retos de salud pública de las Américas", según el informe.

Otro reto importante al que se refirió el documento es garantizar la continuidad de largo plazo a la protección social ampliada en materia de salud mediante el aumento suficiente de los presupuestos públicos, después de una década en que el gasto sanitario del sector público regional aumentó 43% sin alcanzar los niveles que generalmente se consideran necesarios para lograr una cobertura sanitaria universal.

Gracias al incremento del gasto sanitario, los gobiernos de las Américas lograron durante la última década incrementar en cuatro años la esperanza de vida, al llevarla de 72,2 en el 2000 a 76,2 en el 2010. Además, disminuyeron en 44 millones las personas en situación de pobreza y en 27 millones las que estaban en pobreza extrema.

La cobertura básica de vacunación del 92% permitió a la región consolidar logros como la eliminación del sarampión y la rubeola endémicos y el registro de las tasas más bajas de mortalidad infantil en el mundo en desarrollo. Todos los países eliminaron la ceguera causada por oncocercosis y, a excepción de Brasil, la lepra.

Los 38 Estados miembros elegirán el miércoles al próximo director de la OPS, quien remplazará durante un lustro a la argentina Roses, a partir del 1 de febrero del 2013. Los aspirantes incluyen a Carissa Faustina Etienne por Dominica, la ecuatoriana Caroline Judith Chang Campos, la costarricense Socorro Gross Galiano, la uruguaya María Julia Muñoz Melo y el peruano Oscar Raúl Ugarte Ubilluz.

Durante los cinco días de la conferencia, los representantes analizarán temas como la prevención y control de las enfermedades no transmisibles, la salud integral en la niñez y la gestión del conocimiento y comunicaciones relacionadas con la salud.

Las autoridades sanitarias debatirán, además, sobre la coordinación de la asistencia humanitaria internacional en caso de desastres, los progresos en materia de igualdad de género y el control de infección de VIH/sida, entre otros temas.

La OPS es la organización de salud pública más antigua del mundo con 110 años de existencia.

___(equals)

Luis Alonso Lugo está en Twitter como http://www.twitter.com/luisalonsolugo