El presidente de EE.UU., Barack Obama, habló con los jefes de las misiones diplomáticas del país en varias naciones árabes para ratificarles que su seguridad sigue siendo prioritaria ante las protestas desatadas por un video antimusulmán, dijo hoy un portavoz de la Casa Blanca.

El presidente llamó por teléfono durante el fin de semana a los jefes de las misiones diplomáticas de EE.UU. en Sudán, Túnez, Libia y Yemen para "hacerles saber que está pensando en ellos y que su seguridad sigue siendo una prioridad", explicó el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, a periodistas en el Air Force One.

Obama "permanecerá en contacto con su equipo de seguridad nacional a lo largo de esta semana, como siempre lo hace", agregó Earnest.

La prioridad del presidente "es trabajar con su equipo para obtener más información" de los disturbios y protestas contra objetivos estadounidenses en varios países árabes "y asegurarse de que los diplomáticos en el extranjero están a salvo", sostuvo por su parte Jen Psaki, portavoz de la campaña por la reelección de Obama.

Al menos una persona ha muerto y decenas han resultado heridas en las protestas que continúan este lunes en varios países del mundo musulmán contra el video realizado en EE.UU. sobre Mahoma y el islam.

La tensión se ha extendido en las últimas horas a Afganistán, Pakistán, Indonesia y la India, tras los violentos sucesos en Libia, Egipto, Yemen y Sudán.

El peor ataque hasta el momento tuvo lugar el pasado martes en el consulado estadounidense en Bengasi (Libia), donde murieron el embajador Chris Stevens, el también diplomático Sean Smith y los exmilitares Tyrone Woods y Glen Doherty.

Mientras, el jueves decenas de manifestantes irrumpieron en el complejo de la embajada de EE.UU. en Saná (Yemen) y se enfrentaron con las fuerzas de seguridad, lo que causó cuatro muertos y medio centenar de heridos.

Además, los familiares y el personal no esencial de las embajadas de EE.UU. en Túnez y Jartum han recibido la orden de abandonar las dependencias diplomáticas.

El jefe del grupo libanés Hizbulá, Hasan Nasralá, advirtió hoy a EE.UU. de "repercusiones peligrosas" si se difunde la película completa sobre el profeta Mahoma, en una sorprendente aparición en público durante una manifestación en Beirut.