Las autoridades mexicanas han identificado a seis de los 17 individuos cuyos cadáveres fueron encontrados desmembrados el fin de semana en una finca del occidente del país, se informó el lunes.

Dos eran ex militares, otros dos estuvieron encarcelados por cargos que no se dieron a conocer y dos más tenían antecedentes penales pero nunca estuvieron encarcelados, precisaron las autoridades.

La Procuraduría General de Justicia del estado de Jalisco informó en un comunicado que las 17 víctimas tenían heridas de bala en la cabeza. Fueron encontrados desnudos y apilados con cadenas alrededor del cuello el domingo en el pueblo de Tizapán El Alto, cerca del límite entre los estados de Jalisco y Michoacán.

Las autoridades no han informado quién podría estar detrás de los asesinatos, pero en el estado vecino de Michoacán operan las organizaciones criminales La Familia y los Caballos Templarios. El estado de Jalisco también ha registrado actos violentos por parte del cártel de Los Zetas.