El presidente de Haití, Michel Martelly, cuyo partido tenía apenas tres diputados, logró un importante apoyo en la Cámara baja tras lograr el respaldo de 60 legisladores de diferentes partidos, lo que le permitirá llevar a cabo una serie de acciones, según se informó hoy.

La Presidencia Nacional anunció en un comunicado la conformación de un "bloque mayoritario presidencial" de 60 diputados sobre una matrícula de 99, y que tendrá como misión acompañar al Ejecutivo de Martelly en sus distintas tareas, subrayó la información.

El coordinador del grupo denominado 'Legisladores para la Estabilidad y el Progreso', Jean Tholbert Alexis, abogó hoy por la armonización entre los poderes del Estado y reafirmó el apoyo del bloque a la administración del presidente Martelly.

Alexis instó a detener la confrontación en la política ya que, en su opinión, el único perjudicado es el país.

La formación del nuevo bloque se produjo el 14 de septiembre, durante una reunión de dos días entre los legisladores, Martelly y varios miembros de su Gobierno en un hotel al norte de la capital.

"No vemos nada de malo en la conformación de una mayoría de diputados a favor del Gobierno", declaró Alexis y añadió que "la mayoría gubernamental entra en el orden normal de todo Gobierno democrático".

Asimismo, consideró "normal" la interconexión entre los poderes estatales.

Sin embargo, en círculos políticos de oposición se criticó el hecho de que supuestamente fue el Ejecutivo que convocó a los diputados a la reunión donde se discutieron varios temas de actualidad, entre ellos, políticos, lo que fue rechazado por Alexis, quien dijo que no fueron convocados por Martelly.

La formación del bloque tuvo lugar en una coyuntura enmarcada particularmente por la dificultad de la Presidencia para finalizar el establecimiento de un Consejo Electoral Permanente, que debe realizar elecciones senatoriales parciales y locales.

Hasta ahora solo seis de los nueve miembros de la entidad han sido nominado.

Los miembros del Consejo Electoral Permanente deben ser nominados por el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

No obstante, el Congreso (bicameral) no ha nombrado a los tres miembros que le corresponde debido a dificultades internas particularmente a nivel del Senado, que no ha logrado quórum.

Por otra parte, la designación de los tres representantes del poder judicial, realizada inicialmente por cuatro de los nueve miembros del Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ), fue calificada de irregular por varios sectores y causó la dimisión de dos miembros del Consejo.

Alexis admitió que, tal como lo critican la sociedad civil y las organizaciones de derechos humanos, "hay un problema a nivel del CSPJ", Pero, dijo, que este es un poder independiente.

A pesar de las críticas de varios sectores políticos y civiles, el Ejecutivo procedió desde el final de agosto a la instalación de los seis miembros del CEP que, sin embargo, no ha podido hasta ahora anunciar disposiciones relativas a las próximas elecciones, cuya fecha aún no ha sido anunciada.

El legislador, quien evitó hablar de "crisis electoral" abogó por el fin definitivo de los consejos electorales provisionales.

Entretanto, a nivel del Senado, se mantiene una posición crítica contra el Gobierno de Martelly.

El senador Jean Charles Moise estimó que "la batalla" contra Martelly "cambió de fase", después de 15 meses de palabras.

Ahora, indicó en entrevista a la prensa local, "las armas son las manifestaciones, las huelgas y las concentraciones", que, según él, pondrán fin al "mito de un Michel Martelly muy popular".

Varios movimientos de protesta y huelga tuvieron lugar recientemente para rechazar las políticas de Martelly, particularmente en Cabo-Haitiano (Norte), Cayes (Sur) y Puerto Príncipe (Oeste).