Legisladores de América Latina y el Caribe coincidieron hoy en afirmar que el desarrollo de la región está íntimamente ligado a la integración y abogaron porque la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) apuntale el fortalecimiento de sus países ante el escenario mundial.

El presidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen), el dominicano Manolo Pichardo, y el vicepresidente del Parlamento Andino (Parlandino), el boliviano Jorge Choquetarqui, criticaron la "histórica injerencia" de naciones poderosas en la región, al tiempo de admitir la pobreza y desigualdad que sufren millones de sus habitantes.

"La Celac surge como alternativa a la OEA (Organización de Estados Americanos) que desde su fundación ha estado al servicio de intereses fuera de Latinoamérica y el Caribe", afirmó Pichardo en la inauguración hoy en Santo Domingo del "I encuentro de presidentes y cosecretarios de parlamentos de integración regional de América Latina".

En ese orden, consideró que la Celac nació en un momento oportuno para guiar hacia el desarrollo a unas 700 millones de personas y a una región dueña del 40 % de las especies animales y vegetales del planeta.

El legislador centroamericano aseguró que la crisis económica por la que atraviesa el mundo en los últimos años es producto de "problemas estructurales" de un sistema capitalista "arrogante y exultante".

"Pero el mundo ha ido cambiando (...) hoy tenemos que en solo cinco años China desplazó a economías como las de Alemania y Japón y es la que financia el estilo de vida estadounidense", apuntó Pichardo, quien en un par de ocasiones calificó de "fracasada" la celebración de la VI Cumbre de las Américas que se celebró en abril pasado en Colombia.

El boliviano Choquetarqui atacó, por su lado, la corrupción en la administración pública y llamó a fortalecer la seguridad alimentaria y ciudadana de los latinoamericanos.

Dijo ser partidario de fortalecer el espacio de la Celac para hacer frente a los efectos que causaría en América Latina un impacto mayor de la crisis en la economía mundial que, advirtió, podría dañar "seriamente" a la región en los próximos años.

En la apertura del foro habló también el representante argentino ante el Parlasur, Fabio Biancalani, quien abogó por el aumento de la productividad de Latinoamérica para alcanzar el desarrollo social que esperan "millones de nuestros compatriotas".

La ceremonia de apertura incluyó, además intervenciones de la vicepresidenta dominicana, Margarita Cedeño, y del presidente del Senado local, Reinaldo Pared Pérez.