El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha asistido por primera vez este año al "Arirang", la mayor representación gimnástica del mundo, que se celebra desde el 1 de agosto en la capital del país, Pyongyang, informó hoy la agencia KCNA.

"Kim Jong-un saludó en respuesta a los aplausos entusiastas del público y los intérpretes, y felicitó a éstos por su exitosa actuación", indicó la KCNA en un despacho informativo.

La agencia destacó que Kim Jong-un, que a sus menos de 30 años se ha consolidado como líder supremo del país, "expresó su satisfacción por el hecho de que el Arirang fuera representado en un estilo renovado acorde a las necesidades de la era de desarrollo y los deseos de la gente".

La última asistencia documentada de Kim Jong-un a este festival anual fue en octubre de 2010, cuando acudió en compañía de su padre, el dictador Kim Jong-il, fallecido el pasado diciembre tras 17 años al frente del régimen comunista norcoreano.

En su visita de este año acompañaron al joven líder altos funcionarios del Estado, como el director del Buró Político del Ejército Popular de Corea del Norte, Choe Ryong-hae, y el vicemariscal Hyon Yong-chol, jefe operativo de las poderosas Fuerzas Armadas norcoreanas, según la KCNA.

El Arirang, cuya fecha de finalización estaba inicialmente prevista el pasado día 9, fue oficialmente prolongado durante 18 días más, en un movimiento que analistas surcoreanos consideran un intento de recaudar fondos procedentes del turismo extranjero por parte del empobrecido país comunista.

Representado en el estadio Rungrado May Day, el mayor del mundo con un aforo de 150.000 espectadores, el festival anual Arirang se celebró por primera vez en 2002 con motivo del aniversario 90 aniversario del nacimiento del fundador y "presidente eterno" de Corea del Norte, Kim Il Sung.

En una década de vida, el espectáculo ha puesto en escena más de 420 representaciones observadas por aproximadamente 13 millones de espectadores, entre ellos 180.000 extranjeros, según el régimen de Corea del Norte.