Canadá informó hoy que Italia representará sus intereses en Irán después de que el país norteamericano decidiese cerrar su embajada en Teherán y expulsar a los diplomáticos iraníes en Ottawa.

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, John Baird, dijo a través de un comunicado que "Canadá está complacida de anunciar que el Gobierno de Italia ha aceptado ser representante de Canadá en Irán".

"El Gobierno de Italia ha aceptado proporcionar apoyo en aquellos casos urgentes de canadienses que necesitar ayuda consular en Irán, entre otras funciones", añadió Baird.

El ministro canadiense también dijo que "Canadá seguirá defendiendo de forma vigorosa a los canadienses detenidos, particularmente aquellos que se enfrentan a la pena de muerte, a través de nuestro representante y nuestros aliados".

Al menos dos canadienses de origen iraní están presos en Irán y se enfrentan a la pena de muerte.

Canadá anunció el pasado 7 de septiembre la expulsión de los diplomáticos iraníes en el país y el cierre de su embajada en Teherán tras incluir Irán "en la lista de los países que patrocinan terrorismo".

Canadá justificó la decisión de sacar su personal diplomático de Irán por razones de seguridad aunque sin especificar si ha habido amenazas contra los representantes canadienses.