España, campeona mundial y bicampeona europea, renunció a un subsidio gubernamental por segundo año consecutivo.

La federación española de fútbol confirmó la noticia el lunes, que le ahorrará al gobierno entre 3 y 4 millones de euros (4 y 5,3 millones de dólares) en momentos en que se habían anunciado recortes en los presupuestos para las federaciones deportivas.

El ministro de deportes Miguel Cardenal dijo que el anuncio "beneficiará a las otras federaciones".

España pasó a la historia este año como el primer país que revalida la Eurocopa y tiene numerosos patrocinadores, incluidos Adidas, Telefónica y le firma energética Iberdrola.

Casi una cuarta parte de la población no tiene trabajo en España, que atraviesa por una profunda crisis económica.