Las fuerzas leales al régimen sirio prosiguieron hoy sus bombardeos contra distintos bastiones opositores e intensificaron sus enfrentamientos contra los rebeldes en la ciudad septentrional de Alepo, indicaron grupos opositores, que informaron de unos 30 muertos esta jornada en todo el país.

La activista Zena al Halabi, que se encuentra en Alepo, aseguró a Efe por internet que los choques entre las dos partes continuaron desde esta madrugada en los barrios de Al Rashedin y de Al Zahrae.

Los insurgentes atacaron la sede de los servicios secretos en ese último barrio y destruyeron un puesto de control del Ejército ubicado en le entrada occidental de la ciudad, apuntó Al Halabi.

La fuente explicó que el Ejército gubernamental empleó helicópteros y aviones militares para responder a esos ataques, lo que causó la destrucción de algunas casas en el barrio de Al Mansura, también en el oeste de Alepo.

El grupo opositor Comités de Coordinación Local aseveró en un comunicado que los cazabombarderos del régimen bombardearon el barrio de Al Shuhadae (oeste de Alepo), mientras que los rebeldes y los soldados del régimen mantuvieron intensos combates en el barrio de Halab al Yadida.

Los Comités, que informaron de la muerte hoy de unas treinta personas en todo el país, agregaron que las fuerzas gubernamentales bombardearon de forma violenta los barrios de Al Asali, Al Qadam y Al Hayar al Asuad, en Damasco.

En estos lugares, la agencia oficial de noticias Sana destacó que las tropas continuaron con sus operaciones y mataron a varios "terroristas", como denomina a los rebeldes.

La localidad de Rastan, en la provincia y bastión opositor de Homs (centro), también fue objetivo de bombardeos, según los opositores.

En esa misma provincia, las fuerzas del régimen bombardearon también los barrios de Al Sultaniya, Yubar y Baba Amro, situados en la ciudad de Homs, lo que causó la destrucción de algunas casas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Este grupo explicó que los bombardeos también afectaron varias localidades situadas en la provincia meridional de Deraa, lo que causó varios heridos y daños materiales.

La violencia prosigue en Siria mientras se espera que el mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, se reúna hoy en El Cairo con el presidente egipcio, Mohamed Mursi, y el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, para exponer los resultados de su reciente visita a Damasco.

El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe estuvo en la capital siria entre el pasado jueves y el domingo en su primera visita al país árabe desde que asumiera el cargo el 1 de septiembre, en sustitución de Kofi Annan.

Tras reunirse el pasado sábado con el presidente sirio, Bachar al Asad, Brahimi advirtió de la amenaza que supone para Oriente Medio y el mundo el conflicto sirio.