El hermano del presidente peruano Ollanta Humala, Antauro Humala, condenado a 19 años de cárcel, será sentenciado mañana en otro proceso que se le siguió por presuntamente haber sobornado a unos agentes penitenciarios.

La Segunda Sala Penal Liquidadora procesó a Antauro Humala por los supuestos sobornos entregados en 2009 a trabajadores del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) para que permitan el ingreso de su entonces novia Nora Bruce al penal de Piedras Gordas, al norte de Lima, en horarios no autorizados.

La Fiscalía ha pedido seis años de prisión para Humala y el pago, junto a los ahora exagentes, de 35.000 soles (13.500 dólares) como reparación civil.

Antauro Humala también fue grabado consumiendo drogas en Piedras Gordas, motivo por el cual fue trasferido a otra cárcel en el distrito de Chorrillos, donde ofreció entrevistas prohibidas por las normas penitenciarias, y finalmente fue llevado a la prisión de máxima seguridad de la Base Naval del Callao.

En su alegato final, Humala afirmó la semana pasada que este juicio era "lamentable" y demostraba el poder que tienen los medios de comunicación, ya que el caso fue denunciado por programas de televisión y periódicos.

"Demuestra tristemente que el cuarto poder del Estado, copado por medios privados, a quienes nadie ha elegido, prácticamente marca la pauta del país", remarcó el procesado.

El hermano del mandatario también pidió su absolución y planteó que el Estado lo indemnice para, con ese dinero, lanzar "una campaña ciudadana para que los medios sean expropiados y nacionalizados".

Actualmente, Antauro Humala cumple una condena a 19 años por la muerte de cuatro policías y dos civiles en una rebelión que dirigió contra el expresidente Alejandro Toledo en 2005.

La reclusión de Antauro en la prisión de la Base Naval, en la que también están presos el fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y el exasesor Vladimiro Montesinos ha enemistado al presidente con sus padres y hermanos.