El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, abrió hoy en el primer Centro de Atención Móvil a Drogodependientes (Camad), para brindar tratamientos especiales y controlar la ansiedad de los drogadictos de la ciudad.

Ese primer centro especializado funciona desde este lunes en la llamada calle del Bronx, un sector marginal del centro bogotano, y cuenta con un equipo de psiquiatras, psicólogos, médicos, y enfermeros.

Petro aseguró al inaugurar el primer centro, que éstos deben ser los "principales instrumentos de paz", que serán utilizados por el Gobierno de Bogotá de la mano con los habitantes de la calle para "dignificar" a estos seres humanos, sin importar su condición social.

Además, resaltó la importancia de que el Estado le pida perdón a los integrantes de esta comunidad, por llevarlos a vivir situaciones denigrantes en la drogadicción.

"La paz no es sólo en la mesa donde ponen la firma los uniformados, y los armados que se destruyen entre sí. La paz va a ser la que se haga con los drogodependientes, en donde las clases más pudientes de Bogotá, puedan dirigir sus impuestos para que los hijos de las personas del Bronx puedan estudiar y para que puedan ser dignificadas", dijo Petro al inaugurar el centro.

Indicó que con la implementación de los centros "se da el primer paso para que el Bronx se convierta en un barrio digno" de vivir con la construcción de baños públicos, jardines infantiles, restaurantes, talleres y alojamientos para los habitantes de esta zona de la capital colombiana.

La población que será atendida en los Camad son personas en situación de riesgo, exclusión social por altos niveles de dependencia a las drogas, las vinculadas a actividades delictivas asociadas con el consumo, señalaron fuentes de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Con la entrada en funcionamiento de los Camad, el Gobierno de Bogotá espera además, reducir el expendio de drogas, atacar la delincuencia común, disminuir el mayor índice de homicidios y de narcotráfico en las ciudades y evitar que los llamados 'jíbaros' continúen induciendo a más jóvenes a las drogas, añadieron las fuentes.

Las autoridades de Bogotá resaltaron hoy que en los Camad, "únicamente se establece el suministro de drogas por prescripción médica y permitidas por la ley, de tal manera que disminuyan la ansiedad del adicto".

Junto al alcalde Petro, participó en la apertura del primer centro de atención, el secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo.

"En este momento vamos a trabajar con las drogas que están aceptadas, que podemos usar con prescripción médica, que sólo se puede usar por los médicos, que no están disponibles en el mercado y que están controladas", señaló Jaramillo.

El anuncio del primer Camad, al que se sumarán otros en distintos sectores de la ciudad, lo hizo Petro el pasado 5 de agosto y señaló entonces que era una manera de bajar los índices de homicidios e inseguridad.