El barco de la Fuerza Naval estadounidense USS Carr entregó hoy a las autoridades de Costa Rica, tras varias semanas de polémica, parte de un cargamento de dos toneladas de marihuana que decomisó en el Pacífico en agosto pasado y que servirá como prueba para juzgar a tres detenidos.

El barco llegó hoy al Puerto de Caldera, provincia de Puntarenas (Pacífico central), luego de que a inicios de septiembre la Asamblea Legislativa aprobara su atraque.

El USS Carr tenía previsto entregar la droga en un puerto costarricense a mediados de agosto, pero la Asamblea Legislativa no votó el permiso para su atraque, por lo que el 21 de ese mes la nave se alejó de las aguas del país centroamericano con la evidencia.

En esa ocasión la embajadora estadounidense en Costa Rica, Anne S. Andrew, calificó la situación como "desafortunada" y dijo que era "imperativo" que los diputados aprobaran los permisos de atraque de los barcos de la Fuerza Naval que colaboran en la lucha antidrogas.

La legación diplomática señaló hoy en un comunicado que la llegada del barco "es una señal de la fuerte cooperación continua existente entre Costa Rica y Estados Unidos en la lucha contra organizaciones criminales trasnacionales que dañan a nuestras naciones".

Afirmó que el USS Carr posee "armamento relativamente ligero" para defensa, lo que no concuerda con los calificativos de "barco de guerra" expresado por algunos diputados costarricenses que se oponen a la llegada de naves artilladas a Costa Rica, país que abolió su ejército en 1948.

Costa Rica y Estados Unidos tienen vigente un acuerdo de patrullaje conjunto en los océanos y permisos para el ingreso y atraque en el país centroamericano para una lista de barcos del Gobierno estadounidense, de la cual no formaba parte el USS Carr.

La droga fue decomisada por el USS Carr el pasado 12 de agosto en una operación en la que fueron detenidos en aguas del Caribe un nicaragüense de apellidos Martínez González y dos costarricenses de apellidos Guido Baltodano y Jirón Bolaños, quienes están presos en Costa Rica a la espera de juicio.