La historia se repitió con el mariscal de campo Alex Smith de líder en la ofensiva de los 49ers de San Francisco, que también recibió el apoyo de la defensa, y vencieron por 27-19 a los Lions de Detroit para cerrar la jornada dominical de la segunda semana de competición de la NFL.

Una vez más la defensa de los 49ers hizo el trabajo más importante en la eliminación de la labor ofensiva del mariscal de campo de los Lions, Matthew Stafford, que no pudo evitar la duodécima derrota consecutiva de su equipo en los duelos contra los 49ers (2-0).

El "tight end" Vernon Davis volvió a ser también el mejor objetivo de Smith en sus pases y le envió dos de 21 y 23 yardas, respectivamente, que fueron de anotación, en el duelo de equipos aspirantes al Super Bowl dentro de la Conferencia Nacional (NFC).

Smith completó 20 de 31 pases para 226 yardas y alargó la marca de equipo de envíos sin interceptación hasta los 216, mientras que los 49ers comparten el liderato de la División Oeste de la NFC con los Cardinals de Arizona y ganaron por novena vez consecutiva en la serie entre ambos equipos.

El mariscal de campo de los 49ers, que al final del partido sufrió un corte en la nariz, dejó en 107,7 su índice pasador durante el partido.

Stafford no pudo tampoco con el duelo individual ante Smith aunque completó 19 de 32 pases para 230 yardas, hizo un envío de anotación y le interceptaron un balón con 78,9 de índice pasador.

Los Lions (1-1) a pesar de la derrota comparten el liderato de la División Central de la NFC, donde los cuatro equipos están empatados con la misma marca de un triunfo y una derrota.

Esta vez el partido no terminó con enfrentamiento entre los dos entrenadores de ambos equipos porque antes de iniciarlo tanto Jim Schwartz, de los Lions, y Jim Harbaugh, de los 49ers, se dieron cordialmente la mano y lo mismo hicieron al concluirlo.

La pasada temporada en esa acción Harbaugh se pasó de emoción por haber ganado y empujó a Schwartz después de darle la mano, algo que no gustó al entrenador de los Lions que le persiguió para pedirle explicaciones y tuvieron que ser separados.