El secretario argentino de Comercio, Guillermo Moreno, se reunirá el martes próximo en Brasil con el presidente de la Fiesp, Paulo Skaf, y unos 200 empresarios del sector automotriz para buscar soluciones a las trabas del intercambio comercial, dijeron hoy fuentes oficiales.

Al frente de una comitiva oficial, el funcionario debatirá con el titular de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp) y ejecutivos de ambos países sobre la caída del intercambio comercial en el sector automotriz durante este año, indicó una nota del Gobierno argentino.

En los primeros ocho meses de 2012, las exportaciones de componentes de la industria automotriz de Argentina a Brasil se redujeron un 6 por ciento con respecto al mismo período de 2011, en tanto las importaciones descendieron el 18 por ciento.

"El martes que viene comienza una misión comercial autopartista a la ciudad de San Pablo", que consistirá en "rondas de negocios con terminales automotrices y con distribuidores autopartistas brasileños para que puedan venderse más autopartes argentinas en Brasil", explicó el embajador argentino en Brasil, Luis María Kreckler, a la agencia estatal Télam.

Según el diplomático, en los últimos meses "se fue destrabando" el intercambio comercial entre ambos países, que se vio afectado en los primeros meses del año.

En junio pasado, funcionarios de las dos naciones aprovecharon la cumbre semestral del Mercosur en la ciudad argentina de Mendoza para limar diferencias en el comercio bilateral, con especial atención a una nueva estrategia para la industria automotriz.

El acuerdo para impulsar el comercio bilateral se produjo tras las críticas lanzadas por empresarios de ambos países contra lo que consideran políticas proteccionistas adoptadas por los Gobiernos, que se tradujeron en una caída del intercambio y el empleo.

En aquella oportunidad, los ministros de Industria de Argentina, Débora Giorgi, y de Brasil, Fernando Pimentel, coincidieron en la necesidad de "rediseñar la política común automotriz en los próximos años", según las fuentes consultadas.

De acuerdo con estimaciones oficiales, en el último año el déficit de Argentina en el comercio con su vecino fue de 5.800 millones de dólares, con un crecimiento interanual de las compras a Brasil del 23 %.