Las entidades que fueron rescatadas durante la crisis (2008-2010) mantienen las prácticas de riesgos en sus operaciones de préstamos, que las llevaron a esa situación, según el último informe trimestral del Banco de Pagos Internacionales (BPI).

El banco de los bancos centrales se pregunta "si los rescates acometidos durante la crisis financiera redujeron el nivel de riesgo asumido por los bancos en sus operaciones de préstamo".

Para dar respuesta a la pregunta, el BPI, con sede en la ciudad suiza de Basilea, ha analizado los balances y las formalizaciones de préstamos sindicados de 87 grandes entidades con actividad internacional, de las cuales la mitad recibió apoyo financiero público durante la crisis.

Estas entidades cubren activos bancarios por valor de 54 billones de dólares (41 billones de euros), que corresponden a un 52 % de los activos bancarios mundiales.

De estos 87 bancos, 40 instituciones recibieron programas de recapitalización pública entre el tercer trimestre de 2008 y el segundo trimestre de 2010.

Estas recapitalizaciones se situaron en 350.000 millones de dólares (267.175 millones de euros) entre 2008 y 2010.

La mayor parte de los fondos se inyectó en el cuarto trimestre de 2008 y en el primer trimestre de 2009, principalmente en EEUU y también en Francia, Alemania, Holanda y el Reino Unido.

La recapitalización de los bancos con fondos públicos en los países del G10 más Austria, Australia y España fue de 500.000 millones de dólares (381.680 millones de euros) en el periodo 2007-2010.

Los bancos habían devuelto el 50 % de las inyecciones de capital en septiembre de 2010, principalmente en Francia y EEUU, según el BPI.

Concluye que "los bancos rescatados no redujeron el nivel de riesgo de sus nuevas carteras de préstamos significativamente más que los bancos que no recibieron ayuda pública".

Las entidades rescatadas continuaron formalizando préstamos sindicados de riesgos, como se refleja en su participación en el segmento de préstamos apalancados y en los diferenciales sobre las facilidades que originaron.

Los bancos rescatados continuaron añadiendo préstamos apalancados en sus formalizaciones totales y también aumentaron el vencimiento medio y los diferenciales del Libor de sus nuevos créditos, dijo el BPI

Las entidades rescatadas ya asumieron más riesgos que las no rescatadas en estas dimensiones antes de la crisis.

El BPI analiza el mercado internacional de los préstamos sindicados, que representa el 18 % de los préstamos totales de los bancos.

Los préstamos sindicados han sido una de las grandes fuentes de financiación empresarial con unos 7 billones de dólares (5,3 billones de euros) de nuevas facilidades formalizadas en 2007.