La Policía colombiana capturó al presunto líder de los disidentes de un grupo paramilitar y narcotraficante del centro y el este del país que se rindió en diciembre de 2011, informaron hoy las autoridades en Bogotá.

El director de la Policía Nacional, el general José Roberto León, dijo en una conferencia con la prensa que "el Flaco Freddy" o "Coyote", alias de Rubén Antonio Navarro Caicedo, fue detenido el sábado por un "comando especial" de su institución.

Navarro fue sorprendido a orillas del río Ariari, en la zona rural de Puerto Lleras, localidad del Meta (centro), uno de los departamentos en los que seguía activa la banda de disidentes.

El capturado era "el máximo cabecilla de la disidencia del Erpac (Ejército Revolucionario Popular Anticomunista de Colombia, de extrema derecha)", resaltó León.

El oficial indicó que Navarro había asumido el mando del antiguo Erpac tras la muerte del jefe de esta organización, Pedro Oliverio Guerrero ("Cuchillo"), que la había conformado en 2006.

"Cuchillo", por quien el Gobierno ofrecía una recompensa de 5.000 millones de pesos (más de 2,77 millones de dólares), falleció ahogado en diciembre de 2010 cuando escapaba de una operación policial en las selvas del este.

El director de la Policía dijo que Navarro se apartó de la mayoría de integrantes del Erpac que a finales de diciembre del año pasado se entregaron a las autoridades.

Unos 300 miembros de esta banda, entre ellos varios mandos, se rindieron entonces y quedaron a disposición de la Fiscalía General.

Además de narcotráfico y concierto para delinquir, Navarro afronta cargos por homicidio, delito del que se le atribuyen "numerosos" casos.

El general León aseguró que el detenido tenía alianzas con Daniel "el Loco" Barrera, que es uno de los narcotraficantes más buscados por las autoridades colombianas y estadounidenses.