El líder de Jezbolá convocó el domingo a efectuar protestas en contra de un video antiislámico a partir del lunes, y dijo que los manifestantes no sólo deberían "expresar su ira" en las embajadas estadounidenses, sino exigir a sus líderes que actúen.

El jeque Hassan Nasrallah dijo que el grupo extremista chií organizará manifestaciones en contra del filme en diferentes partes de Líbano.

En un discurso televisado, convocó a hacer un acuerdo internacional para que se considere ilegal atacar a cualquier religión divina.