Jermain Defoe coronó el domingo una actuación soberbia con dos goles que permitieron a Tottenham vencer a Reading 3-1 y al técnico Andre Villas-Boas respirar de alivio con su primera victoria en el club.

El delantero inglés volvió a ser elegido en vez de Emmanuel Adebayor y justificó la confianza que en él depositó el técnico al anotar a los 18 y 74 minutos. El extremo izquierdo Gareth Bale anotó el otro tanto a los 71.

"Jermain está demostrando sus habilidades; la cantidad de veces que pateó al arco es asombrosa", comentó Villas-Boas. "Como único delantero de punta se está combinando bien con sus colegas".

Su primera victoria de la incipiente temporada elevó a los Spurs a la mitad de la tabla y alivió las presiones sobre el técnico portugués, que anhela restablecer su reputación en el club londinense después de un paso desastroso de ocho meses en Chelsea.

El único contratiempo de los Spurs fue el gol en tiempo de descuento que les anotó Hal Robson-Kanu, cortando el invicto del veterano arquero estadounidense Brad Friedel.

"Fue una victoria merecida", dijo Villas-Boas. "Todos actuaron a su máximo nivel y es una victoria que nos dará ánimos. Lo más importante hoy fue la motivación de los jugadores para cambiar los resultados negativos".

Defoe, que ya suma tres goles ligueros y dos internacionales con Inglaterra, tuvo otras oportunidades de anotar.