El presidente de Perú, Ollanta Humala, pidió hoy el apoyo de la población para las fuerzas armadas y policiales que combaten a los remanentes terroristas en un área del país que se encuentra "fuera de control", tras las críticas por un reciente operativo que dejó una niña muerta.

Humala invocó a la unidad en torno a la lucha contra el terrorismo porque, recordó, "hemos visto en el pasado cómo Sendero Luminoso secuestraba a la población (indígena) Asháninka" y los hacía convivir con ellos para incrementar su fuerza de ataque.

El mandatario explicó que, en el operativo llevado a cabo el pasado fin de semana en la región Junín, se encontró material subversivo en los campamentos intervenidos por las fuerzas armadas y afirmó que hubo "una respuesta de fuego indiscriminada por parte de los terroristas que se vieron sorprendidos".

El operativo buscaba capturar a presuntos terroristas en un poblado rural, pero en el intercambio de fuego una bala cayó en la espalda de una niña de 8 años, causándole la muerte, y su deceso no se conoció sino hasta dos días después.

Humala dijo hoy que "no se puede decir que no eran familias cautivas, o niños cautivos, si en la zona se encuentran conviviendo con los terroristas", tras las críticas debido a que los hermanos de la niña fallecida fueron trasladados a Lima, a pesar de que vivían con sus padres y que no tenían vínculos con Sendero.

Según el jefe de Estado, las autoridades de las localidades por las que transitan los remanentes de Sendero deben hacer una reflexión porque están siendo "presionadas y chantajeadas", pues "si no se alinean les hacen un juicio popular".

"Hoy, a diferencia del pasado en que no se hacían operativos, se están haciendo con inteligencia y sacrificio, cuántos miembros de las fuerzas armadas han perdido la vida y merecen respeto", manifestó.

El combate del Ejército peruano a los grupos armados, que se hacen llamar seguidores de Sendero, se concentra especialmente en la selva del Huallaga y en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), zonas en las que también hay un intenso cultivo de la hoja de coca, materia prima de la cocaína.

El presidente peruano participó hoy en una carrera cívico militar por las calles de Lima junto a batallones de los institutos armados y organizaciones civiles de atletismo. EFE