España volvió a la final de la Copa Davis al tomar el domingo una ventaja irremontable de 3-1 sobre Estados Unidos.

David Ferrer venció a John Isner 6-7 (3), 6-3, 6-4, 6-2 para decretar la victoria española.

Ferrer se repuso del déficit del primer set para mantenerse invicto en canchas de arcilla con su decimosexta victoria consecutiva.

El español, quinto en el escalafón del mundo, frustró a su rival que en un momento hacia el final estrelló su raqueta sobre el piso.

España, que tratará de ganar su cuarto título en cinco años, elevó a 24 su racha ganadora como local. No pierde sobre arcilla desde 1999.

España disputará el título en noviembre ante la República Checa, que venció como visitante a Argentina.

Los checos serán locales por primera vez desde 1980, cuando ganaron su único título como la ex Checoslovaquia. La final se jugará entre el 16 y 18 de noviembre.

Ferrer volvió a demostrar que puede llenar el vacío que dejó Rafael Nadal, que se lesionó.

Ferrer y Nadal dijeron que reducirían su disponibilidad para la Davis después de contribuir a la victoria de España sobre Argentina en la final del año pasado. Pero mientras Nadal no participó por lesión, Ferrer decidió regresar.

"Estoy feliz, muy feliz por volver a una final de la Davis", afirmó Ferrer. "Esta es la competición donde más emociones he tenido. Poder compartir esto con este grupo, con el que me llevo tan bien, me llena de orgullo".

Aclaró que "no estuve en la primera ronda porque llevo muchos años jugando Copa Davis y Masters. Casi sin vacaciones. Y a todo no se puede llegar".

Agregó que "la segunda eliminatoria tampoco pensaba jugarla, pero hablé con Alex (Corretja) y en el último momento me decidí. Yo soy un jugador de equipo. No sé lo que me queda de carrera, pero me quería exprimir al máximo en Copa Davis. Por el buen ambiente. Me llevo muy bien con Alex y José María Arenas (subcapitán) y me motivaba compartir este año con ellos".

Cuando se le preguntó si ya se veían "acariciando la copa", Ferrer respondió jocosamente "Yo lo único que quiero acariciar es a mi gato mañana. Queda mucha tela. Ya se verá. En la final de la Davis puede pasar de todo".

En cuanto al rival en la final "los dos son equipos muy completos. El hecho de jugar fuera de casa ya es complicado. La República Checa tiene un dobles muy correcto. Berdych puede ganarte los dos puntos en cualquier superficie. Argentina me gusta porque tengo más amigos allí, me lo paso bien, pero la República Checa me queda más cerca del Masters, llegaría mejor físicamente".

Por su parte Corretja comentó que Argentina "es versátil, pueden elegir todo tipo de pistas, no sé si indoor o aire pero seguramente rápida".