España volvió a la final de la Copa Davis al tomar el domingo una ventaja irremontable de 3-1 sobre Estados Unidos.

David Ferrer venció a John Isner 6-7 (3), 6-3, 6-4, 6-2 para decretar la victoria española.

Ferrer se repuso del déficit del primer set para mantenerse invicto en canchas de arcilla con su decimosexta victoria consecutiva.

El español, quinto en el escalafón del mundo, frustró a su rival que en un momento hacia el final estrelló su raqueta sobre el piso.

España, que tratará de ganar su cuarto título en cinco años, elevó a 24 su racha ganadora como local. No pierde sobre arcilla desde 1999.

España disputará el título en noviembre ante el ganador de la serie entre Argentina y la República Checa.

Ferrer volvió a demostrar que puede llenar el vacío que dejó Rafael Nadal, que se lesionó.