El ministro hondureño de Defensa, Marlón Pascua, afirmó hoy que el equipamiento militar con el que su país combate al narcotráfico está obsoleto.

Por Honduras transita el 79 % de la droga que llega a México desde Suramérica con destino a Estados unidos, según las autoridades estadounidenses.

Pascua dijo a periodistas que es "difícil y complicado" enfrentar la lucha contra el narcotráfico con el equipamiento de las Fuerzas Armadas de Honduras (FAH) que "data desde hace muchos años(...), las embarcaciones tienen más de 40 años y las aeronaves son de principios de los años 80".

Agregó que es necesario "cambiar el equipo" de la institución militar para hacerle frente al narcotráfico que "es un enemigo muy poderoso, con acceso a tecnología de última generación".

El ministro hondureño subrayó que el narcotráfico y el crimen organizado "son enemigos que no respetan fronteras, que no tienen moral y que su único interés es adquirir beneficios económicos sin importar el daño que causan".

Pascua indicó que los países de Centroamérica "se están preparando, armándose y adquiriendo el equipo necesario para enfrentar al crimen trasnacional organizado".

Además, lamentó que la institución castrense de Honduras utilice equipo obsoleto para combatir el narcotráfico cuando la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) tiene en "custodia una gran cantidad de aeronaves, lanchas y embarcaciones" incautadas en varias operaciones antidrogas.

Ante tal situación pidió a la OABI que traspase a las Fuerzas Armadas parte del equipo incautado por las fuerzas de seguridad de Honduras.

"Las Fuerzas Armadas necesitan contar con mayor respaldo presupuestario, no sólo para poder mantener el equipo sino para adquirir tecnología de última generación que permitan enfrentar ese enemigo tan poderoso como el narcotráfico", añadió la fuente.

En lo que va de 2012 las autoridades policiales y militares de Honduras se han incautado de unos 5.600 kilos de cocaína en varias operaciones en el Caribe y oriente del país.

Las fuerzas de seguridad de Honduras incautaron más de 22 toneladas de cocaína en 2011 en varias operaciones en el Caribe, algunas de ellas en coordinación con guardacostas de Estados Unidos.