El Guaraní amplió su dominio en el Torneo Clausura paraguayo al ganar otra versión del 'clásico más añejo' por 0-1 al Olimpia en la octava jornada, que tuvo cambio de guardia en el sótano de la clasificación: Tacuary relevó al Independiente de Presidente Franco.

Guaraní y Olimpia anticiparon para el viernes su partido de la octava jornada para viajar con tiempo a Bogotá y Guayaquil, ciudades en las que jugarán cruciales partidos de la Copa Sudamericana.

El Olimpia, que ahora es cuarto con doce unidades, jugará el martes en los pagos del Emelec ecuatoriano y el Guaraní lo hará el miércoles en la cancha del Millonarios colombiano en pos de sendas plazas para los octavos de final del torneo internacional.

Con esta victoria pírrica y a domicilio, el equipo 'aborigen' encabeza la clasificación del Torneo Clausura con diecinueve de veinticuatro puntos posibles y ve por el retrovisor al Sportivo Luqueño, que ahora tiene quince.

Rubio Ñu recibió en la Arboleda al Sportivo Luqueño, y lo hizo de la mejor forma para los visitantes, ya que empataron 1-1.

Rubio Ñu bajó al décimo puesto de la clasificación, ahora con siete enteros.

Roberto Gamarra puso en ventaja al equipo local, que es conocido como 'el Chanchón', pero Diego Godoy dejó todo como en el comienzo, y la formación Auriazul se alejó así de la zona del descenso ayudada también por la aparatosa derrota en casa sufrida por el Carapeguá ante el Nacional por 1-3.

Javier 'el Metalero' González allanó el camino para los visitantes y Derlis Orué amplió. Ricardo Ortiz descontó para antes del intermedio.

La Academia aguantó en el segundo con uñas y dientes y sobre los 93 minutos Silvio Torales puso la puntilla.

Sol de América dio un salto de calidad al apabullar hoy por 3-1 al Tacuary, que se debate en la zona del descenso, en un partido jugado bajo un sol justiciero y con la emoción de tres penaltis.

Por esa vía anotó el primero Nicolás Martínez para el Tacuary y de la misma forma empató Sergio Escalante antes de ir a vestuarios.

Otro penalti y Escalante dictó la remontada para el equipo 'Danzarín'. A cinco minutos del fin del tiempo reglamentario Esteban Rivas puso la guinda y a gozar a los hinchas que desafiaron el calor para ocupar los graderíos de Villa Elisa.

El entrenador Mario Grana debutó con buen pie en el banco del hasta entonces colista del torneo, Independiente de Campo Grande, que doblegó por 2-1 al Cerro Porteño de Presidente Franco.

El sustituto de Carlos Jara Saguier envió a la cancha un equipo rápido e incisivo que comenzó a resolver sus problemas a los dos minutos con un tanto de Miguel Almirón. Como caballero que es, Almirón repitió a los 35.

Reinaldo López devolvió con su diana la esperanza al Presidente Franco pero el tiempo no alcanzó y el Independiente sumó hoy sus tres primeros puntos en la competición.