Argentina, una de las potencias del tenis mundial, sufrió una nueva decepción en la Copa Davis al ser eliminada en semifinales 3-2 por la República Checa.

Herida por la ausencia por lesión de Juan Martín del Potro, Argentina apeló a último momento al novato Carlos Berlocq, quien perdió 6-3, 6-3, 6-4 ante Tomas Berdych, la gran figura de los checos ya que ganó sus tres partidos incluido el dobles.

República Checa disputará la Ensaladera de Plata en noviembre con España, verdugo en casa de Estados Unidos sobre el que tomó una ventaja irremontable de 3-1.

Con la serie definida, Juan Mónaco le dio el segundo punto a Argentina al vencer 6-3, 7-6 (2) a Ivo Minar, en partido de mero trámite.

"Vamos a jugar con un gran campeón como España pero tenemos la suerte de que los vamos a recibir en la República Checa", dijo Berdych. "Ese será el momento cumbre de mi carrera".

La despedida de Argentina parecía escrita de antemano porque se dio la lógica: Berlocq es 45 en el mundo y jugó su primera Davis, mientras que Berdych es el sexto mejor jugador del planeta y en este torneo cosechó 36 victorias y 12 derrotas (21-11 en singles).

Berdych, quien metió seis aces contra ninguno de su rival, necesitó dos horas y 45 minutos para liquidar el pleito sobre una superficie de arcilla en el Parque Roca ante unas 12.000 personas.

"Fue un partido duro en el que yo no paraba de correr", dijo Berlocq. "Fui de aquí para allá pero no sentí el cansancio gracias al aliento del público".

Quizás la inexperiencia "copera" y sus nervios le hayan jugado una mala pasada a Berloq, quien aprovechó solo uno de sus 13 puntos de quiebre. Berdych, en cambio, le sacó el jugo a cuatro sobre ocho.

Argentina no paró de sumar contratiempos: víctima de un desgarro muscular, en la antesala de la serie se retiró David Nalbandian, su figura más emblemática en la Davis y quien sufrió un desgarro muscular, mientras que el sábado se bajó Del Potro, ocho del mundo, que acusó una lesión en su muñeca pese a lo cual jugó su primer duelo con victoria 3-0 sobre Radek Stepanek.

Berlocq, de 29 años y sin títulos de ATP, remplazó a Nalbandian en el dobles que terminó con victoria checa y luego hizo lo propio con Del Potro, quien debía haber jugado ante un Berdych, quien en su anterior duelo triunfó 3-2 sobre Juan Mónaco.

Berdyc-Stepanek ganaron 3-0 el duelo de dobles del sábado ante Berlocq-Eduardo Schawnk.

Frenada ahora en su penúltimo paso, otra vez se hizo añicos el sueño de Argentina de ganar la Davis luego de cuatro finales perdidas desde que a mediados de los 70 se asomó como una de las potencias del tenis mundial con Guillermo Vilas, al que luego se sumó José Luis Clerc.

"Lo que mas quería era llegar a la final", dijo Berlocq. "Pero creo que Argentina en algún momento lo va a lograr", agregó esperanzado en que Argentina pueda atrapar la codiciada Ensaladera de Plata.

Argentina cayó en los los duelos decisivos en 1981 (ante Estados Unidos), 2006 (Rusia), 2008 y 2011, en estos casos con España.

República Checa fue finalista en 2009 y bajo el nombre de Checoslovaquia fue campeón en 1980 y llegó a la final de 1975.